Antes de empezar, vamos a saber un poquito del origen de las fotografías tan sensuales, literalmente qué es BOUDOIR.

Un boudoir era una pequeña habitación en una vivienda situada entre el comedor y el dormitorio. El marqués de Sade (1740-1814) autor literario, contribuyó a desarrollar la fama de esta pequeña habitación dedicada a las conversaciones femeninas íntimas.

⮕ Por tanto…Un boudoir ese ese lugar donde…existe la pasión, el erotismo, la sensualidad…. real y física o la liberada simplemente por la imaginación que toda persona lleva dentro. Ese lugar íntimo donde dejar nuestra belleza interna salir a la superficie.

Cuando fotografiamos ese momento de intimidad personal, de ese florecer sensual, aparecen las famosas fotografías boudoir, donde prima la elegancia y sensualidad fusionadas con una atmósfera íntima y de placer. Con ellas podemos comprobar que podemos ser la persona más bella del mundo, porque, aunque en estas fotografías sí existe una estética, una estética universal de posturas, de juegos con luces y sombras, la verdadera belleza que aparece en ellas es la que tu transmites.

Seas como seas, hay belleza dentro de tí, si te relajas y respiras, aprenderás a verte con los ojos del amor.

¿Es necesario tener un gran set de fotografía, mil cambios de ropa interior, etc.? ¡Rotundamente NO!

Evidentemente, si nos podemos permitir una sesión profesional, con ese fotógrafo fantástico, luces…. aprovecha el momento y sé la nueva Dita Von Teese. Pero si como yo, no te lo puedes permitir, no te preocupes, mientras tengas un espacio íntimo, una cámara, lencería con la que te sientas rompedora…Ya eres una chica boudoir. Y si usas los consejitos que te vamos a dar….

CLASE 1 – MAQUILLAJE ROMPEDOR

1. PRIMER PASO (Y EL MÁS IMPORTANTE):
Limpieza, limpieza y más limpieza! ¿Te estoy llamando marrana? ¡NO!🤣 Pero por puro desconocimiento creemos que, por simplemente usar una toallita desmaquillarte o agua y jabón ya tenemos la piel limpia.

Tampoco es necesario hacer la rutina Coreana, mucho tiempo y mucho dinero que no tenemos, pero por lo menos te recomiendo una doble limpieza. Por ejemplo, un desmaquillante en aceite para eliminar cualquier rasto de maquillaje, sea o no waterproof, y una limpieza normal con jabón.

Para que un maquillaje quede perfecto, tras una buena limpieza, siempre siempre siempre hidratar la cara y el cuello antes. Tengas piel seca, mixta o grasa, siempre hay que hidratar, eso sí, cada piel con su producto adecuado.

2. BASE DE MAQUILLAE Y CORRECTOR
¿Es necesaria la base y el corrector? No tiene porqué, si eres de las suertudas que tienes una piel divina y maravillosa ahórrate el paso.
En cambio, si eres como yo con imperfecciones en la piel, ojeras, etc etc. te recomiendo que la uses y así evitamos photoshops y filtros inecesarios.
Si vas a utilizar flash para una mejor iluminación, te recomiendo que no uses bases de maquillaje con protector solar, ya que la luz rebota y seremos Casper. Igual si nos pasamos con los polvos matificantes….. ¡¡Buuuuh!!

Y no te olvides de un buen rubor, alias colorete para todas, no queremos que nos quede un rostro plano y sin vida.

3. ¿QUÉ QUIERES RESALTAR DE TU ROSTRO?

Si quieres que esa bella cara que tienes esté bien presente en la foto, debes decidir, que te gusta más, ¿ojos o boca?

Si quieres una MIRADA SEXY, vamos a entrar al maravilloso mundo de cómo maquillar los ojos;

Para saber cómo resaltar tus ojos debes saber cómo son, y sobretodo, si vamos a jugar con sombras y/o eyeliner, saber donde empieza el hueso de la cuenca de tu ojo y de cuánto espacio de párpado dispones. Esto, para mí, es la base para saber qué aplicar.

No es lo mismo tener poquito espacio que tener muchísimo, así que, en este caso, para aprender rápidamente cómo aplicar la sombra sin parecer que hemos salido de una batalla del club de la lucha, lo que vamos a hacer es aplicar la sombra justo en el pliegue que se forma cuando abrimos los ojos. Una vez pongas la sombra justo en el pliegue, al abrir el ojo, no te la vas a ver. Es normal! Ahora lo que tenemos que hacer es ir difuminando la sombra hacia arriba lentamente y de manera horizontal (a mi me gusta hacerlo de dentro hacia fuera).

Ahora lo que haremos es, dependiendo del espacio que tengamos de párpado inmóvil, subir más arriba o quedarnos donde estamos (¿me estoy explicando? si no, pregúntame en comentarios 😉). Ahora bien, puedes subir con toda la sombra de manera uniforme o bien solo subir la parte externa del ojo, de manera que quede una mirada más felina 

Todo esto puedes hacerlo con el mismo color (yo recomiendo un marrón oscuro en ese caso), o bien usar el mismo color con tonos diferentes, dejando el más claro para difuminar la parte externa del oscuro (es decir, ahí donde ha acabado el color oscuro, pongo el color clarito por arriba para que dé un efecto difuminado hacia fuera).

También, si tienes un color oscuro y el otro claro (p.e. un negro/gris/marrón y uno con purpurina o clarito) puedes jugar a difuminarlos poniendo el negro en la parte externa y el clarito en la parte interna. Dependerá de tu forma del ojo hasta donde llegues (hacia dentro) con el color oscuro. Aquí algunos ejemplos;

O bien, si no quieres liarte tanto y tampoco tienes unos párpados para fliparte mucho con las sombras, puedes optar por unos ojos estilo vintage. Aquí tienes un tutorial sobre cómo maquillarte (y peinarte) del estilo más coqueto y femenino de los años 50′.

Pasamos a los labios.

Prefieres unos LABIOS que griten BÉSAME !? Pues lo primero una buena exfoliación para quitar esos pellejillos que se nos hacen, un buen cacao para que se hidraten y….. BOOOOM BÉSAME !! Escoge un labial con el que te sientas la más DIOSA del mundo. Mi favorito creo que es obvio….UN BUENO ROJO !

A la hora de perfilarlos, si tienes bien delineados de por sí, te será muy fácil reseguirlos con el labial. Si por el contrario se te difuminan y cada vez que los quieres reseguir con un rojo acaba pareciendo que te has comido un puñado de fresas, tendrás que aprender a delinearlos haciendo la forma de labios que más te guste. Esto significa más trabajo porque es muy difícil encontrar el la forma exacta que te quede equilibrado con el tamaño de tus labios y de tus ojos, así que te sugiero en este caso, que utilices un pincel para ser más precisa/o. Con la barra de labios será súper difícil ir buscando poco a poco la forma que más te favorezca.

Entones, tienes que experimentar y ponerte a perfilar tus nuevos labios rojos. ¿Cómo lo hago? Te recominedo partir del arco de cupido (el centro del labio superior), ascender, y luego descender hacia la comisura. Depende de cómo quieras el resultado, puedes ir en línea recta, o bien línea convexa (si los quieres finitos) o línea cóncava (si los quieres más hinchados).

Eso sí, ojo en el momento de llegar a la comisura. Si utilizas pincel, usa en ese momento solo los últimos pelitos más largos del pincel, y si usas labial, asegúrate de que uses la parte más finita en ese momento.

CLASE 3 – POSTURAS

El mundo del posado es un mundo. Es decir, se pueden seguir unas reglas y unos trucos que pueden ayudar a tener una idea de cómo ponerte si nos sabes por donde empezar, pero luego es imprescindible que veas con tu cuerpo, la postura que más te realce.

Ahora, para dar unas bases y tener algo por donde empezar, te daremos unos trucos:

  1. PIERNAS COCACOLA: Si te vas a hacer una foto de pie sin apoyarte en ningún elemento, es decir, quieres estar simplemente luciendo cuerpo o vestuario, hay una posición imprescindible: LAS PIERNAS COCA-COLA: Se trata de poner los pies juntos, y doblar una rodilla encima de la otra, así le damos al cuerpo las curvas de la botella de la Coca-Cola (la vintage ¿eh?)

Para la parte superior del tronco, tira energía arriba buscando máxima altura con máximo relax. Se trata de ir bien colocadas pero no tiesas!  Y para las manos, si no sabes qué hacer con ellas, pegadas al cuerpo siempre quedan estupendas (en las caderas, hombros, en la cara…)

➡️ Si quieres profundizar sobre cómo posar con tu tipo de cuerpo, con y sin elementos (silla, suelo, sofá…) no te pierdas el próximo taller de posado de 2 horas que haremos este domingo en Barcelona: Inscripciones

CLASE 4 – LENCERIA

Si vamos a hacernos una foto en ropa interior, es imprescindible que esa pieza de ropa te sea cómoda (¡mínimamente!): No hay nada más antisexy que ir con algo que te sientes incómoda. De acuerdo que un corset no és cómodo ni natural para nadie, pero, dentro de que sea una pieza de ropa que te esté moldeando, busca uno que te guste su textura, te siente bien su forma y no estés deseando quitártelo para acabar la sesión de fotos. Recuerda que en una fotografía lo que más dice es la mirada, y aunque nos solemos fijar en otras cosas, cuando alguien nos ve (o mira la foto), es lo primero que se ve. Si te pones algo que tu cuerpo dice «uh, me encantaaaa me siento una reina mora», es lo que se va a reflejar en tu rostro, ¡créeme!

Si estás buscando complementos cómodos y que realcen tus cualidades, te recomiendo que busques, no te quedes con la primera marca comercial barata que encuentres, porque muchas veces sus productos son tan poco personalizados que puedes ir con tu mejor intención a comprarte ropa interior sexy y luego no te quede nada bien porque no se adapta a tu cuerpo, y te acabas sintiendo peor.

Hay mil marcas y pequeñas empresarias que diseñan su propia línea de lencería, puedes buscarlas por RRSS o websites, busca que se encuentren en tu localidad y opta por tu diseño precioso y sexy que te está esperando 😊

Yo te dejo aquí la página de nuestra amiga Burlesquera Marziposa, que tiene su propia línea de lencería sexy y sostenible, disponible en Ibiza y en Barcelona.

➡️ Próximamente nuevo post sobre cómo elegir lencería para posado ❤️

OPCIONES DE LUGARES

Lugar de las fotos: Tu habitación, tu salón, tu baño…. Todo depende sobre todo de la luz y el estilo que quieras.

Si eliges el baño…coge una toalla bonita (y limpia jajaja), ponte de medio lado y cubre la zona frontal si lo que quieres es enmarcar booty, y una mirada bien picarona o cara de sorprendida de…Upps me pillaste.

Y si ya te sientes la reina, la bañera con kilos de espuma, te pones dentro y tapas zonas estratégicas con ella .

Otra opción, el sofá, el sofá es muy versátil, túmbate y arquea la espalda, aquí te recomiendo no mirar a la cámara, sino hacia el techo y acariciando tu pelo.

También puedes usar de inspiración La Maja desnuda de Goya. O puedes fusionar la maja desnuda y el arqueo, poniendo las piernas cruzadas en el respaldo del sofá y dejando car un poco tu torso y el pelo.

Última opción que te propongo en el sofá…ponte a 4, arquea hacia abajo la espalda, haciendo que resalte el pompis, cruza la parte inferior de las piernas hacia arriba y apoya tu cara en tus manos.

Otra cosa a tener en cuenta muy importante es la iluminación. Kim Kardashian ya lo dijo:la iluminación lo es todo.

Vale, de acuerdo, igual no hace falta ser tan extremista incluso para la foto de carné. Pero si algo tenemos que aprender de las divas, es que por algo llegan a ser divas; los detalles SÍ que importan. Y la iluminación, más que un detalle, es la jugadora principal que te puede pasar de ser una foto normalilla, a una fotaza.

Si estamos hablando de un selfie, puedes jugar con la iluminación que tengas en la misma habitación y los espejos. Pon la lámpara enfocándote de lado para jugar con las sombras, o enfócate con una de frente y otra de atrás… Todo dependerá de la potencia que tengan y el efecto que quieras dar.

También es importante ver qué tipo de luz tienen; cálida, fría o neutra. La cálida siempre nos da un efecto bronceado que suele favorecer. Experimenta con lo que tengas en casa y saca tu mejor versión!

Hasta aquí el post del Posado. Al menos la primera parte! Déjame saber en comentarios si te ha ido bien alguno de los trucos, y si tienes algunos para compartir, hazlo saber para que podamos ser todas unas diosas empoderadas.

Y recuerda: eres perfecta, sólo debes creértelo. Aaaaah y no te olvides repetirte en el espejo : Soy la hostia !!

¡Hasta la próxima!