Bueno, en este tercer post ya nos ponemos directamente a lo concerniente a la aplicación de la Aromaterapia en la Danza del Vientre.

El objetivo es que con el uso de los aceites esenciales en puntos del cuerpo llamados chakras, añadimos profundidad a la experiencia de la danza, cada uno con sutiles diferencias según el aceite esencial y el chakra aplicado.

Empezaré explicando el protocolo básico que empleamos en las clases antes de empezar el calentameinto.

Una vez la gente está ya cambiada y en la aula nos ponemos con ALCOHOL DE ROMERO o REINA DE HUNGRIA. Nos hechamos una ración generosa en las manos y nos frotamos la barriga, pecho, cuello y brazos, eligiendo uno de los dos productos citados. Siempre según nuestro olfato como referéncia a la hora de escojer.

Que són y para que sirven ?

ALCOHOL DE ROMERO: Es uno de los preparados cosméticos más conocidos y populares en todos los países mediterráneos. Antiguamente, muchas mujeres recogían flores de romero y las ponían a macerar en alcohol para obtener una preciosa tintura. La fama del producto es tan grande en estos países que algunos establecimientos venden, hoy en día, el alcohol de romero como fórmula magistral que se elabora añadiendo unas gotas de aceite esencia al alcohol etílico.

Pero el auténtico y verdadero Alcohol de Romero debe ser una Tintura Alquímica de Romero.

Esto significa que, hay que coger el Romero en flor en un día y hora especial teniendo en cuenta estrictos criterios astrológicos y la posición del sol. La tintura tiene que pasar por el largo y laborioso trabajo de ser macerada y calcinada tres veces consecutivas a lo largo de un proceso de varias semanas con el fin de que vaya aumentando el poder y el efecto del preparado.

Después de la preparación alquímica se añade aún un 5 % del mejor Aceite Esencial de Romero. El resultado es un producto único en su género, de gran calidad y totalmene direfente de los demás alcoholes de romero que se pueden encontrar en el mercado.

Nunca usar el acohol en personas hipertensas.

Su polaridad es: Yang (energético, vitalizante)

AGUA DE LA REINA DE HUNGRÍA: En Hungría, durante la Edad Media, vivió una reina llamada Isabel, famosa en toda Europa por su gran belleza y poder de seducción. Cuenta la leyenda que, con el paso de los años, la Reina Isabel percibía cómo su salud y su belleza se iban marchitando. Un día paseando a caballo por el bosque, encontró a un alquimista y le pidió que le preparara una loción con la que pudiera recuperar su salud y atractivo. El alquimista elaboró una loción con una tintura alquímica de romero a la que añadió unos aceites esenciales rejuvenecedores y refrescantes que otorgaban al preparado una deliciosa fragancia. En poco tiempo, la Reina Isabel recuperó la salud y la belleza perdida.

Aquella fórmula, famosa en toda Europa durante la Edad Media y el Renacimeinto, es recordada aún como “El Agua de la Reina de Hungría”.

Flores de Romero recolectadas en un día y una hora especial para preparar una tintura alquímica, que cuenta con tres calcinaciones y tres maceraciones. Después, añadimos hasta un 5% de una sinergia de Aceites Esenciales de Romero, Lavanda, Naranja y Limón. Esta mezcla se deja macerar durante varios meses antes de ser envasada con extremo cuidado.

Polaridad: Yin (relajante, sedante)

Estos productos los fabrica El Taller de Alqvimia. Un sitio maravilloso donde trabajé durante dos años y a parte de un gran equipo profesional, lo producen ellos directamente. Para adquirilos entrais en su web y os indica donde podeis conseguirlos.

En los siguientes post iré contando la segunda parte del protocolo en clase. Es donde nos aplicamos los aceites esenciales en los chakras.

Si te ha servido o lo has encontrado útil, o simplemente te a gustado, salúdame por los comentarios. Lo agradezco más de lo que piensas, ;) Gracias.
Marina Salvador