Pies cansados, piernas hinchadas, varices…en este quinto episodio, y último (por ahora), la sabiduría rumana nos tiene preparadas una sorpresita. Nada como las hojas de col fresca !!!!

Se usan hojas de col fresca, las mas gruesas y jugosas.

Se ponen unas 5-6 sobre una toalla de mano y se aplastan un par de veces con un martillo o algo similar. Luego, se envuelven estas hojas alrededor de la pierna de la persona que sufre con el la ayuda de la misma toalla y se deja en reposo 1-3 horas.
Es un tratamiento continuo, que se repite cada vez que hace falta.

Explicacion: la frescura de las hojas alivian el sentimiento de pies fatigados y calientes, mientras que el liquido de las hojas entra en la piel y actuan contra estos problemas.
No remplaza los tratamientos édicos, pero mejora el problema.

Y con esta entrega, llegamos al final del Pack de “Secretos Rumanos 1”. Esperaremos a que nuestra amiga Consuela estire algo más la lengua de sus antecesoras abuelas, y nos deleite con más trucos cargados de sabiduría natural.

Si te ha servido o lo has encontrado útil, o simplemente te a gustado, salúdame por los comentarios. Lo agradezco más de lo que piensas, ;) Gracias.
Marina Salvador